18.10.07

Banda ancha en Argentina, y no tan ancha


474.000 conexiones de banda ancha se sumaron este año en Argentina alcanzando las 2.052.109 líneas en total -un 30 por ciento más que el último semestre de 2006-. Al menos son los datos aportados por la cuarta edición del Barómetro Cisco de Banda Ancha presentado hoy junto a la consultora IDC y al que asistió el ministro de Trabajo, Carlos Tomada que, como era de esperarse, destacó “la importancia de las TICs para continuar aportando mayor calidad al trabajo de los argentinos”. Pero más allá de los típicos pronunciamientos en época electoral, quedó demostrado que Internet todavía sigue sin expandirse por fuera de lo que se denomina el cordón de fibra, que abarca a Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé y Mendoza.
Según el barómetro, la penetración sobre el total de la población llegó al 5,3 por ciento por ciento, cifra todavía muy baja si se la compara con los países más desarrollados como Corea (26 por ciento), Estados Unidos (19 por ciento) o España (17 por ciento) y por debajo de Chile, que tiene más del 8 por ciento.
Pasó rápido, pero no dejó de llamar la atención que mientras se habla de la proliferación de Internet y la explosión de las nuevas tecnologías móviles, basta con detenerse en Formosa y Corrientes, por ejemplo, para desanimarse fácilmente. Estas provincias registran apenas un 0.1 por ciento de penetración. Y a pesar de que las conexiones fuera del AMBA crecieron 3 puntos el último semestre respecto al año pasado (fuera del AMBA creció 32 por ciento y AMBA 29 por ciento) el área metropolitana continúa siendo la principal región de adopción representando el 77 por ciento del total de conexiones.
Al finalizar la presentación, la gente de IDC y el gerente general de Cisco, Horacio Warner, dejaron picando la idea de la necesidad de incorporar Internet al Servicio Universal para expandir la banda ancha por todo el país. ¿Será ésta la solución?

2 comentarios:

DonGato dijo...

Pelotero, el tema es que el costo no es tan (?) significativo para lo que "ellos" ofrecen, es decir, porejemplo: 1 mega a $ 20 por 3 meses, y luego $ 50,00 por otros 9, es tentador. Lo que pasa es que de la promesa al hecho, hay un largo (pero muy largo) trecho... terminas pagando lo mismo, pero navegando mas lento que con un modem de 56k conectado al puerto paralelo...

No serán algo de los politicos?

Saludos

Javier Salinas dijo...

¿Y como se hace para incorporar un servicio a otro que no existe?
Si el SU todavía no es completo y siguen dando vueltas con la guita del fideicomiso, las conexiones no tienen garantía de mínimo de calidad de servicio y los precios siguen siendo astronómicos si los comparamos con los costos que tienen los ISPs extranjeros en sus paises de orígen.
¿No sería mejor que "los que saben" empiecen a exigir el cumplimiento de la reglamentación que establece la desagregación del bucle de abonado para fomentar la competencia y el ingreso de nuevos operadores al mercado?