29.3.07

Obvio, Twitter


“Qué lindo que me estén poniendo un chaleco de plomo para protegerme de la máquina de radiografía del dentista. Sólo que la máquina está apuntando mi cara”, comentaba 20 segundos antes de escribir esto el fundador de Twitter Evan Williams desde su página. En verdad, el muchacho no escribe más de dos o tres veces por día, aunque sus flamantes seguidores no pueden resistirse a publicar al menos una vez por hora.
Es lógico que no tenga tiempo para eso. Por estos días Twitter se ha convertido en un fenómeno,el mejor exponente de la web 2.0. Es una alternativa ideal a los blogs. Es microblogging: Ideal para postear oraciones cortas desde los móviles y todavía más fácil hacerlo con una PC adelante. ¿Para qué? Esa es otra cuestión que por estos días no vale la pena plantearse.
Mas de uno debe estar preguntándose: “¿Cómo no se me ocurrió antes?”. Era el paso lógico. Pero tiene sentido que haya sido él -justamente uno de los fundadores de Blogger- quien desarrollara la idea.
Luego vendió la empresa a Google. Y después creó Odeo, el sistema de podcasting por excelencia para los bloggers que quieran subir su audio. Se quedó con sus millones y algunos inversionistas deseosos de seguirlo.
Obvio. Tanto como su empresa Obvius Corporation, que ahora se quedó con Odeo y que lanzó Twitter.
Lo que todos quieren averiguar es cuál será su próximo paso. Pero este muchacho se mueve rápido. Muy rápido.

3 comentarios:

Jorge dijo...

Twitter, es una moda. Reitero algo, comparto la opinión "que sólo me aporta una sobreexposición totalmente innecesaria".

pablo dijo...

desde "me voy al baño" hasta "jugando WOW" he visto... es el reemplazo del mal visto cambio de estado personalizado del MSN...

Javier Salinas dijo...

Este post solo me da para dos reflexiones:
1 - gente que hace cualquier estupidez, sobra.
2 - Este pibe será muy bueno vendiendo humo, pero de rayos X sabe tanto como yo de capar monos :-P