20.5.08

¿Los blogs pueden ser un gran negocio?

Más allá de que hay quienes opinan que en la Argentina “no hay pelotudo que no tenga un blog”, en otras latitudes ya analizan la expansión de la blogósfera en los mercados masivos y hacen sus proyecciones.
Es el caso de los Estados Unidos, donde según E-marketer, “los blogs se transforman en un gran negocio”. Según datos de la consultora, hasta 2007 allá había 22,6 millones de blogs, que tenían 94 millones de lectores. Para 2012, proyectan que serán unos 35 millones y más de 145 millones de personas -67% de los usuarios de Internet- que leerán blogs al menos una vez al mes.
Lo interesante del caso es que el analista a cargo de ese estudio, Paul Verna, parece haber cambiado de opinión, y si hasta hace un par de semanas consideraba que la “imprevisibilidad” de los contenidos jugaba en contra de los blogs, ahora opina que “los blogs tienden a recurrir a audiencias específicas”.
Màs allá de la contradicción, su vaticinio es que la publicidad en blogs pasará de los US$ 283 millones de 2007 a US$ 746 millones en 2012.
Tal vez vaya siendo hora de que por acá se tomen un poco más en serio a la movida.


3 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Datos muy interesantes, los que presentas. El tema es saber como captar eficazmente el tema ingresos por publicidad. Entiendo que no es mucho lo que se gana.
Saludos Santiagueños.

Irina dijo...

Me causó mucha gracia el "entrecomillado". Ahora, el tema de la rentabilidad ¿pasa por la cantidad de lectores, porque en Argentina nadie se toma en serio el asunto o porque hay mucho "" que tiene blog?

Josè María dijo...

Jorge, me parece que el grueso de la publicidad de la que habla el informe no es la del tipo "Adsense", sino de empresas que invierten a partir del posicionamiento del blog.
Eso por ahora acá se ve en casos excepcionales.
Irina, creo que siempre en lo referido a contenidos digitales la rentabilidad está asociada al tráfico, pero no deberìa ser lo ùnico a tener en cuenta.
Y efectivamente, el 99,9% de los blogs locales no son tomados muy en serio aun, pero tampoco hay mucha consideración respecto de otros formatos de contenidos online.
A este mercado el falta mucho para llegar a una madurez razonable, pero en principio ayudaría que los publicistas aprendan a diferenciar la paja del trigo en Internet.