16.1.07

Compre, use y tire


El negocio de las impresoras es tan complicado que a veces, si uno trata de simplificarlo, parece que estuviera descubriendo América. Un ejemplo: Una impresora multifunción Epson 4700 cuesta 450 pesos (unos US$ 150). Un conjunto de cuatro cartuchos originales sale US$ 45. Un conjunto de cuatro cartuchos alternativos, de buena calidad, sale US$ 20. Si el usuario se decide por los cartuchos alternativos, en 6 cambios de tinta (eso depende del uso, pero para un usuario ahorrativo hay que hacer un cambio cada dos meses), se paga una multifunción nueva. Eso significa que entre seis meses y un año ya se puede tirar la multifunción a la basura y comprarse una cero Km. Eso si deja de funcionar, cosa que difícilmente ocurra, salvo que uno utilice cartuchos de pésima calidad o recargados. Si lo miramos al revés: Si no existieran los cartuchos alternativos, la empresa podría regalar impresoras a todo el mundo y con lo que obtuvieran por la venta de los insumos, ganarían la misma plata que ahora. Claro: Dudo que hicieran eso. Ganarían el doble y listo. Para pensar.

2 comentarios:

Javier Salinas dijo...

En este link cuento mi experiencia con la impresora Epson C82, sus malditos cabezales y la falta de respuesta de la empresa ante mis consultas.
Además, como es de público conocimiento, estas impresoras informan consumo de tinta aun cuando los cabezales están tapados y no escupen una sola gota.
Consejo para usuarios hogareños: compren la impresora mas barata, los cartuchos mas baratos y a los 6 meses, como dice la nota, tirenlá y se compran una nueva.

Ruben dijo...

Coincido, Javier. Después de leer la nota de tu blog, me dieron ganas de recuperar mi vieja LX-810...